Search

Autobuses en Londres

El autobús es la mejor forma de recorrer Londres si no se tienen muchas ganas de andar, ya que la red de autocares de la ciudad se encuentra entre las más grandes del mundo, con cerca de 400 líneas y más de 15000 paradas, y llega prácticamente a cualquier lugar de la capital inglesa.

Aunque en todas las paradas se puede encontrar información del recorrido del autobús, lo mejor para contar con todo los datos necesarios es hacerse con una guía con el plano de autobuses de Londres, que puede conseguirse en los centro de información turística o descargarse en Internet a través de las webs oficiales.

Es importante saber que para poder acceder a los autobuses de Londres hay que adquirir el billete previamente, ya que no se puede comprar en el autobús. Los billetes pueden comprarse en las máquinas de tickets que hay junto a las paradas, y se puede elegir billete de un viaje o para todo el día. Sólo aceptan monedas y no admiten cambio. También se pueden adquirir los billetes del autobús en estancos, kioscos de prensa o en las oficinas de información turística. Para que el autobús se detenga en la parada es imprescindible hacerle una señal al conductor, como levantar un brazo.

Existe la posibilidad de sacarse tarjetas especiales multiusos, como el Day Bus Pass, la Travelcard (válida también para metro, tren y algunos servicios del río) o las tarjetas Oyster.

La Oyster Card es un billete electrónico para pasar por las máquinas de cualquier transporte público. El precio de cada trayecto, más reducido que el de los billetes normales, se carga a la tarjeta de crédito con la que se adquirió la Oyster Card. Por su parte, la Travelcard es otro tipo de abono, pero con tarifa fija, ya que se paga una cantidad determinada según las zonas a las que se acceda, y el número de viajes a realizar es ilimitado.

Existen dos líneas de autobuses, la 9 y la 5, que recorren los lugares más emblemáticos de Londres. Son las denominadas “rutas históricas”, y se realizan en los tradicionales autocares rojos de dos pisos.

Los autobuses en Londres funcionan toda la noche, algunos porque tienen horario de 24 horas y otros porque se ponen macha cuando el metro cierra, a medianoche. Los autobuses nocturnos llevan una N delante del número de la línea pero, para solventar cualquier duda, la central de autobuses nocturnos se encuentra en Trafalgar Square.

Suele ser habitual que para trasladarse a alguna zona de la periferia de Londres primero haya que coger un autobús con destino al centro de Londres, y desde allí otro hacia la zona elegida.

Los precios actuales de transporte en autobús por Londres (2012) son de dos libras el billete normal para adulto y de 1,30 libras si se paga a través de la tarjeta Oyster. La tarjeta de transportes Travelcard cuesta siete libras por día.